Logo Silenciados

Contratación

Próximos conciertos

Sala Biribay
Fecha: 27/01/2018
Logroño(La Rioja)
Sala Nazca
Fecha: 09/02/2018
Madrid
Sala Cantabria
Fecha: 24/02/2018
Santander(Cantabria)
Sala Edaska
Fecha: 09/03/2018
Barakaldo(Bizkaia)

Reproductor

Contactar

Inicio de sesión

Discográfica

Discográfica

Cronica Tirgo Rock 2012 por Insonoro.com

max040.jpg

El municipio riojano de Tirgo acogió el pasado viernes 17 de julio la decimocuarta edición del Tirgorock, festival que desde 1996 organiza la Asociación Cultural Amigos de Tirgo y que en esta ocasión se ha incrustado dentro de los festejos de San Roque.

De este festival nos habían hablado mucho y bien, por ello, cuando a finales de mayo los organizadores del evento anunciaron que durante la época estival abría una nueva edición, nos llevamos una agradable sorpresa, y a partir de ese momento estuvimos muy atentos a las noticias que nos iban llegando desde el Tirgorock para así, ir conociendo las bandas que se iban sumando al cartel.

Cuando por fin la organización comunicó las cuatro bandas que formarían el cartel y que una vez más Los Amanece Producciones se encargarían de la producción del evento, ya no había marcha atrás, el tercer viernes de agosto estaríamos en Tirgo para ver a El Santo Matrimonio, a A Kal y Kanto, a Silencio Absoluto y a Lendakaris Muertos poner la plaza del pueblo patas arriba.

La primera banda que subió al escenario fue El Santo Matrimonio, formación riojana que no había tenía la ocasión de ver anteriormente, pero que en directo me dejo una muy buena sensación.

Los de Leiva del Río Tirón con su destreza, ingenio y con un punk que recordó a grupos como Segismundo Toxicómano o Cicatriz consiguieron animar a los allí presentes. Temas potentes y con gancho como “La última noche”, “La mafia”, “Vino y rosas”, “Nunca” o “El himno etílico” con el que cerraron el concierto, sirvieron para que Eguiluz, Gonelli, Fary, Kilo y Rufio, que cumplieron con nota, mostraran toda su destreza y solera sobre el escenario.

Pasada la medianoche A Kal y Kanto tomó la alternativa en el Tirgorock. A la banda de Miranda de Ebro la habíamos visto semanas atrás en el Tresparock, festival en el que presentaron “Locos pero con sentido”, su nuevo disco. Un trabajo compuesto por temas de calidad y cargados de ska bailable y festivo.

Gracias a su espontaneidad y la originalidad de su propuesta musical, pronto consiguieron contagiar a todos los que en Tirgo nos dimos cita de su alegría y delirio. Los burgaleses lograron su propósito, que bailando y saltando al ritmo de composiciones propias como “Divagando”, “Don Angustias”, “Palestina” y “Skatarao” o versiones como “Sube, Sube” de Potato, pasáramos un rato agradable.

Llegó el turno de uno de los platos fuertes de la noche, Silencio Absoluto tras siete años lejos de los escenarios, anunciaron en el mes de febrero que volverían a ofrecer conciertos y que lo harían con un nuevo trabajo bajo el brazo.

Los de Fuenmayor publicaron “A puñetazos con los abrazos” y ahora están inmersos en su gira de presentación. Dicho tour ha contado con varias paradas en su tierra, La Rioja, y eso es algo que sus fieles seguidores han agradecido, ya que en cada uno de los lugares en que han actuado, los Silencio han sido aclamados y sus canciones han sido coreadas sin respiro.

El concierto de Txinin y compañía se inició con “A lomos de un rokanrol”, tema nuevo en el que se explican los cambios que ha habido tanto en la sociedad como en el grupo desde la anterior etapa de la banda hasta la actual, pasando por el periodo de Trece Forajidos. Tras él, llegaron temas conocidos por todos como “Soy un bandido”, “Caña al fuego” o “Oigo campanas” con los que la plaza se calentó y el quinteto derrochó energía.

Casi una quincena de temas se sumaron en un trepidante setlist lleno de clásicos y alrededor de media docena de temas nuevos. Con su intenso directo, Joselito, Txinin, Javato, Samuel y Jorge se erigieron como unos de los triunfadores de la noche.

Cerró la noche un grupo que en cada concierto ofrecen puro espectáculo. Lendakaris Muertos repetían en el Tirgo Rock, esta vez presentaban sus temas más nuevos, los incluidos en “Crucificados por el antisistema”, pero eso no importó a los allí presentes, pues gozaron de lo lindo tanto en los temas pasados como en los recientes.

Los navarros una vez más se dejaron la piel sobre el escenario y bajo él, durante el show saltaron de un lado al otro de la tarima y en más de una ocasión, todos los integrantes a excepción del batería Potxeta, abandonaron su puesto para mezclarse entre una multitud que coreaba vigorosamente temas como “Detector de gilipolleces”, “Drogopropulsado” y “El problema vasco” o “La hoz y el martini”, “Cómeme la franja de Gaza” y “Pendientes de perlas” de entre sus nuevas composiciones.

Y así, con el público eufórico y exhausto tras los pogos, concluía una nueva edición del  Tirgorock, festival que carece de subvenciones y que se financia a través de los beneficios que se obtienen en las barras que proporcionan las diferentes fiestas que tienen lugar a lo largo del año en este tranquilo y acogedor pueblo.

Por ello es de elogiar que una organización modesta como la de este festival, consiga año tras año reunir a grupos de nivel, unas veces más reconocidos y otras menos, pero en definitiva, formaciones que se desviven por subirse a un escenario y hacer disfrutar a todos aquellos que se acercan a presenciar su directo.

Desde aquí damos la enhorabuena a la organización por su excelente trabajo y animamos a todos los amantes de la buena música a acudir a la próxima cita.

Texto: Borja Triviño

Fotos: Borja Triviño

Fuente:http://www.insonoro.com/cronica/1426/tirgorock-2-012

 

Copyright © Silenciados 2013 - 2017.